The Progidal Son (1981)

Titulo castellano:El Hijo Pródigo

Director: Sammo Hung Kam Bo

Compañia: Golden Harvest

Productor: Raymond Chow Man Wai

Guión: Barry Wong Ping Yiu

Director de acción: Billy Chan Wui Ngai, Sammo Hung Kam Bo, Lam Ching Ying, Yuen Biao

Interpretes: Yuen Biao, Lam Ching Ying, Sammo Hung Kam Bo, Frankie Chan Fan Kei, Peter Chan Lung, Chung Fat, Dick Wei, Wai Pak, Lee Hoi San, Chin Yuet Sang, Baan Yun Sang, Cheung Ging Boh, Wellson Chin Sing Wai, Chow Gam Kong, Fung Lee, Ha Kwok Wing, Ho Wai Han, Kei Ho Chiu, Lam Jing, Lee Man Tai, Ng Min Kan, Tony Tam Jan Dung, James Tien Chun, Yuen Biu Wong, Yuen Mao.

Descripción: Leung Chang (Yuen Biao) es un joven rico y presumido que se cree toda una institución en el arte del Kung Fu, pero lo que él no sabe es que sus padres pagan a sus posibles adversarios para evitar que hagan daño a su hijo, manteniéndolo a él en una mentira.

Pero Leung Yee Tai (Lam Ching Ying), uno de los mejores cantantes de ópera china del momento experto en Wing Chun , rechaza el dinero y le derrota demostrándo a Leung Chang lo que pasa en realidad.

Entonces Leung Chang decide seguir a todas partes a Leung Yee Tai para que le enseñe su Kung Fu, pero no se imagina que vivirá un emocionante historia.

Comentarios: Prodigal Son es una bonita oda al kung fu clásico, una epopeya del buen gusto por las artes marciales, narrado con una exquisitez colosal sabiendo dotar en cada minuto con el máximo provecho posible, el artifice no puede ser otro, Sammo Hung, y para la opinión personal de este el que habla, sin duda se trata ante uno de sus mejores trabajos (sino el que más).

Hacer un ranking con las 10 mejores peliculas de artes marciales, podria ser un trabajo duro y muy muy dificil, pero sin duda, la mas minima duda, El Hijo Prodigo formaria parte de él, esto se debe básicamente por méritos propios, todos los más importantes matices se encuentran perfectamente encajados cual puzzle marcial: el drama, el humor, las coreografías, la tensión, la venganza, el entrenamiento, la banda sonora, la fotografía…..no hay ningun detalle que pierda fuerza en el transcurso de la cinta, esto principalmente se debe por el mérito de sus protagonistas.
Si bien pudisteis leer mi post anterior, en el que cuento la historia del arbol genealogico del Wing Chun, en ella encontrareís la pequeña historia de 2 grandes maestros de este estilo de kung fu del sur de china son: Wong Wah Bo y Leung Yee Tai, los cuales entranarón de forma simultanea al más grande y celebre maestro (con permiso de Yip Man) del Wing Chun, él es Leung Chang, El Hijo Prodigo se toma la libertad de tomar estos datos, pocos documentados y un poco difusos de su historia, para contar un pequeño cuento lleno de alma y sentimiento, logicamente muchos de estos datos son exagerados, muy poco creibles….pero la esencia, el alma, y la dedicación que Leung Chang, desmotró por las artes marciales es lo que realmente nos importa lo que especialmente recalca esta pelicula, su figura, la humildad del entramiento y el respeto por los maestros es lo que podremos encontrar en unos cuantos minutos de puro oro.

Como papel destacado nos encontramos con un tanten demoledor, principalmente por la protagonizada por Yuen Biao, en el propio papel de Leung Chang, en este, sin duda, uno de sus mejores trabajos, se encuentra en el que quizas el punto mas alto de su carrera, es una de sus peliculas mas reputadas, pero incluso me atrevo a decir que no es su trabado mas espectacular encuanto a coreografias, pero si el más completo de todos ellos, donde demuestra su fortaleza en todos los aspectos, Yuen, para mi gusto se trata de una de las estrallas mas importantes de Hong Kong, pero que por desgracia fue eclipsada demasiado pronto, Jackie Chan empezó a volar hacia terrenos internacionales, Sammo Hung pronto se vio separado por Chang y se centro en el terreno de la dirección, se dio cuenta de su talento y lo exprimió sin necesidad de depender de nadie, pero quizas Yuen Biao, fue el que peor supo sopesar la perdidad de la Golden Harvest y empenzó a nadar sin rumbo y timón, los problemas entre los 3 dragones pronto se hicieron patente, pero por suerte en los 80’s nos dejarón obras supremas como esta, en esta ocasión es Yuen bajo la direccion de Sammo quienes nos hacer recordar quienes fueron los autenticos genios del género del Kung Fu Clasico llevando a cotas que muchos nisiquiera soñaron con acercarse, toda una maravilla visual.

Volviendo a la historia que narra, Leung Chang, es un jovén hijo de un famoso ricachón de la provincia de Fat-San, su máxima obsesión en la vida son las artes marciales, y la de su padre, que no sea dañado en uno de sus terrorificos duelos, para ello contrata a un par de maestros de pacotilla (Lee Hoi San y Chin Yuet Sang, en una divertida interpretación) y un absurdo esbirro (Peter Chan Lung) para que en ninguna de estas peleas salga mal herido, sin embargo pronto descubre el engaño al cual estuvo sometido al topar con uno de los actores del Junco Rojo, se trata de Leung Yee Tai, papel que encarga Lam Ching Ying , aqui debo pararme para recalcar su sobresaliente labor en convertir Prodial Son, en una fuera de serie, su aspecto majestuoso, responsable y puramente elegante a la hora de moverse al ritmo del Wing Chun, hacen convertir en este personaje como una de sus carta de presentación mas increible jamás rodadas. Como hermano de Kung Fu de Yee Tai, está “Padrino” que corre bajo la piel de Sammo Hung, en el papel imaginario de Wong Wah Bo, que aunque no lo nombran en ningun momento claramente deja entreveer que comparten amistad y un mismo maestro.

Se trata de una interpretación sobervia, marcada por el humor que tanto caracteriza al bueno de Sammo, pero en el cual nos descubre las partes más impresionantes coreografiadas de toda la pelicula, especialmente la escena en la que enseña caligrafía a su hija Twigi , un espectaculo de habilidades que sin duda nos dejará con la boca abierta, aunque es la enesima vez que lo vemos moverse se hace costoso asimilar que con esa embergadura pueda desplazarse con las misma rapidez que una serpiente, sencillamente espectacular, a partir de la 2 mitad del film es donde se centra la esencia más espectacular del hijo pródigo, en donde Sammo y Lan Ching Yim enseñan el arte marcial a Yuen Biao, podremos empaparnos de la esencia, la tecnica y parte de la filosofia de conceptos del Wing Chun, convirtiendose para todos los practicantes del estilo en un punto de encuentro, pero especialmente para todos los aficionados del Kung-Fu en una referencia, una pelicula que marca y dicta sentencia.

Todo una fuera de serie teniendo culmen en la batalla final entre Frankie Chan y Yuen, de esas memorables que nos mantiene en continua tensión por su brillantez y fuerza, todo esto aliñado por una jugosa música y endulzado por una exquisita fotografia, es impresionante como Sammo consigue llevar todas los conceptos del Wing Chun a la pelicula aplicando sus formas: la sencillez y lo directo, no es un sinonimo de algo incompleto todo lo contrario son en los pequeños detalles donde se esconden las verdaderas cosas importantes. Y es que The Progidal Son no abruma por unos impresionantes decorados, o vestuario, sino por todo lo contrario es en lo que expresa y de la forma con la cuenta este cuento al espectador en la cual sale a relucir la verdadera fuerza, sabiendo aplicar todas las premisas del buen gusto, como siempre digo Sammo es un génio, y aqui una de sus máximas.

+ Una de las 10 mejores peliculas de King Fu de todos los tiempos.
+ Brillante interpretación de Yuen Biao, Sammo Hung y Lam Ching Ying.
+ Imprescindible para todos los aficionados del Wing Chun.
+ Tiene todos los incredientes para entretener sin abusar de ninguno de ellos, vengaza, humor, coreografias, duelos…..
+ Sensacional trabajo sonoro y fotografico.
+ Las mejores y mas divertidas secuencias de entrenamiento que podamos ver.

– Que aún no la hallas visto.


Anuncios