Dirty Ho (1979)

Titulo castellano: Ho El Sucio

Director: Lau Kar Leung

Productor: Run Run Shaw

Compañia: Shaw Brothers

Guión: Ni Kuang

Director acción: Lau Kar Leung

Interpretes: Gordon Liu Chia Hui, Wong Yu, Lo Lieh, Kara Hui Ying Hung, Johnny Wang Lung Wei, Hsiao Ho, Wilson Tong Wai Shing, Chan Si Gaai, Yeung Chi Hing, Wai Wang, Shum Lo

Descripción: Ho Ching es un pícaro que recibe las constantes burlas del adinerado Wang Chin Chen, quien en realidad es el Onceavo Príncipe bajo una identidad falsa. En su útlima jugarreta, el príncipe ha amañado un combate cotnra una prostituta para que Ching pierda y, además crea que le han envenenado. Wang chantajea a Ho Ching para que se convierta en su discípulo, pues sabe que el chico tiene la habilidad suficiente para defenderle. Aunque no está interesado en el trono, el príncipe teme por los constantes atentados contra su vida y revela su identidad a Ho Ching. El joven pícaro le pide a Wang que le ayude a mejorar sus técnicas de artes marciales porque desea convertirse en un buen luchador y protegerle con dignidad. ¿Logrará llegar a palacio con el heredero al trono sano y salvo?..

Gordon Liu mostrando el arte de la guerra a Wong Yu

Comentarios: La factoría Shaw Brothers es una especie de fabrica de sueños para los amantes del buen gusto, del cine oriental y de las artes marciales, donde todas sus obras se cuidan con puro mimo y cada detalle cuenta. Dentro de esas joyas algunas indudablemente brillan más que otras, son como un diamante en bruto en el cual miles de manos van trabajando para convertirlo en algo único e inalcanzable, las cotas de la belleza visual y de los movimientos consiguen fluir con un magnetismo especial. Esta definición podría valer perfectamente para hacer una idea del grandísimo material del cual hoy hablaré se trata de Dirty Ho, fue la primera película que creo recordar vi de la productora Shaw Brothers, creo que fue la decisión acertada para empezar a conocerla de hecho se trata de una de las primeras reseñas que realice para el prematuro blog, pero con el tiempo y como los buenos vinos me veo en la obligación de revisarla.

Consigue jugar a caballo entre el género pícaro de humor, ensalzado con un toque de seriedad y misticismo, aunque durante gran parte de la película, especialmente en las escenas de acción, no podemos evitar cuestionar la idea de estar viendo una vieja representación de teatro de alguna Opera de Pekín, la sutileza con el buen hacer es el máximo exponente que nos encontraremos, todo se encuentra perfectamente distribuido sin caer en viejos roles o saturar excesivamente al espectador con situaciones repetitivas o burdas, es como un cuento natural y espontáneo, lleno de diversión, donde es fácil sumergirse pareciendo en muchos momentos que tu mismo eres el viejo amigo de Gordon Liu y lo acompañas en cada momento de la trama.
El trabajo de Lau Kar Leung en la dirección es intachable, siempre lo he dicho Lau me parece una de las mentes en activo mas frescas y con mejor proyección del kung fu clásico de Hong Kong, aún en obras recientes se puede apreciar ese incansable trabajo de hacer llegar sus ideas a la pantalla de una forma espectacular, lo planos e imagen con la que cuenta Dirty Ho son impresionantes, de una belleza fuera de lo común, creo decirlo sin miedo a equivocarme que se trata de una de las mejores películas de artes marciales de todos los tiempos, y buen ejemplo para sorprender a la gente que quiera iniciarse en este género.

Wong Yu y Gordon Liu preparandose para soltar manporros

Otras de las decisiones acertadas es la banda sonora que envuelve el film como si de una salsa dulce pero contundente empañara un buen plato, al igual que algunos clásicos como ya fue “The Brave and The Evil” de Wang Yu, tiene cierto aliño a melodías Spaghetti Wester, y nos hace recordar, una vez más, que ambos géneros guardan muchas similitudes y están directamente influenciados.
La cinta la envuelve a dos grandes con mayúsculas del cine, se trata por un lado de Gordon Liu, todo un incombustible de grandes películas como ya lo desmotró en la trilogía de “Las 36 Cámaras de Shaolín” o “El Paraíso del Kung Fu” siendo uno de los rostros más representativos y vanguardistas de las artes marciales, un icono que aún está presente en el cine actual como ya pudimos ver en el éxito de Tarantino: “Kill Bill” esta vez en su segundo volumen, enfundado en el papel del viejo maestro Pai Mei, todo otro clásico de la mitológica clásica del Kung Fu Shaolín.
Gordon interpreta un espectacular papel en el que tiene que ocultar su identidad de príncipe bajo un amante del vicio, las joyas y el buen vino. Ningún otro actor podría de esta forma llevar a cabo tan buen trabajo como Liu consigue realizar, su mezcla de picaresca, humor ácido y seriedad son únicas, dotando en las escenas de acción de mucho dinamismo, parecen una especie de baile en donde nadie quiere salir herido, en cada momento parece estar jugando con sus oponentes en lugar de estar enfrentándose.

Por otro lado tenemos a Wong Yu, una de las caras mas queridas entre los amantes del género y que tristemente nos dejo hace poco más de 2 años, el relevo constituido de Jimmy Wang Yu como estandarte de la factoría Shaw Brothers, no llego a calar como él pero si que nos dejo papeles impresionantes como “El mono Borracho en el Fuego Sagrado” (una de las películas mas divertidas que recuerdo), o “El desafío de los maestros“, en esta ocasión hace el papel de un joven arrogante e impulsivo, lleno de vitalidad y aunque se trate de un mercader de segundo nivel su carisma y honestidad pronto hará que su vida haga que se cruce con la de su próximo maestro y príncipe de la corte real.

Wong Yu y Gordon Liu en el burdel

Lo más significante de la película es el mensaje interior que recoge a través de la acción y Kung Fu, ya que la verdad que es algo poco común en este tipo de películas, en otras como las clásicas Wuxia , si podemos encontrar una connotación muy profunda, pero Dirty Ho sigue sorprendiéndote en cada detalle y te hace pensar acerca del poder, de lo material y de no juzgar a las personas por su primera impresión.
Aunque el resto de la tripulación del film es bastante más sencilla en cuanto a exitosas carreras, se encuentra afincada de una manera bastante solida y homogénea, como actores de la talla de: Hsiao Ho, Chan Si Gaai o Wilson Tong, aunque la mejor sorpresa se la guardan para el final con un emblemático enfrentamiento que los bate en duelo frente nada menos que Lo Lieh, el incombustible protagonista del film: “De profesión Invencible“.
En definitiva nos encontramos ante una de las películas que mejor puede definir este genero, cargado de coreografías impresionantes llenas de originalidad y talento, con una fluidez exquisita que nos dejaran continuamente boquiabiertos, no dejes de verla por que se trata de algo excepcional.

+ Una de las mejores películas de kung fu de todos los tiempos.
+ La firma de Shaw Brother queda por todo lo alto, dando un ejemplo de maestría a cargo del director Lau Kar Leung.
+ Gordon Liu y Wong Yu ejecutan uno de los dúos mas divertidos que podamos ver.
+ Las coreografías, parecen sacadas de otro planeta una mezcla de danza y lucha irrepetibles.
+ Contamos con una grañidísima reedición a cargo de Selecta Vision en nuestras vitrinas de DVD que sin duda merece la pena.

-¿que no la hayas visto?


Anuncios

5 thoughts on “Dirty Ho (1979)

  1. Yo la via hace poco y aunque me gusto mucho, he de decir que por el nombre y tal crei que era una peli mas seria osea sin toques de humor, pero aun asi es muy buena 🙂

  2. Donde puedo verla soy fanatico de las artes marciales y tambien de las peliculas de kung fu antiguas

Los comentarios están cerrados.