Erase una vez China (1991)

Titulo internacional: Once Upon A Time In China

Director: Tsui Hark

Productor: Tsui Hark

Compañia: Film Workshop, Golden Harvest, Paragon Films

Guión: Leung Yiu Ming, Tang Pik-yin, Hark Tsui, Gai Chi Yuen.

Director de acción: Lau Kar Wing, Yuen Cheung Yan, Yuen Shun Yee

Reparto: Jet Li, Yuen Biao, Rosamund Kwan Chi Lam, Kent Cheng Jak Si, Yen Shi Kwan, Jacky Cheung Hok Yau, Yuen Fai, Karel Wong Chi Yeung, Jonathan Isgar, Yuen Cheung Yan.

Descripcion: Sinopsis:
La acción se desarrolla a finales del siglo XVIII cuando China comenzaba a recibir la influencia del mundo occidental. El orden tradicional, su cultura, religión e incluso moda, se veían amenazados y las armas de fuego cuestionaban la omnipotencia de las artes marciales.
Los abusos del nuevo comandante de la región que, cegado por el poder y su lucrativa relación con los comerciantes extranjeros, permite que sus súbditos paguen precios exagerados con la falsa promesa de embarcar hacia los ricos campos de oro de América, obligan a Wong Fei Hung y a su pequeño grupo de seguidores a intervenir en defensa de su pueblo y, especialmente de la mujer de sus sueños que ha sido capturada y embarcada a la fuerza en un barco para ser vendida como prostituta.

Comentarios: Hablar de Érase una vez China, es hablar de la obra por antonomasia de su actor principal, Jet Li, sin ninguna duda el papel interpretado en esta serie de películas lo llevaron a lo más alto del éxito internacional, especialmente laureado en su país: China, por llevar de nuevo al lugar más alto a una de las leyendas más importantes de las artes marciales, el gran maestro Wong Fei Hung, es un ejemplo majestuoso de ímpetu y buen hacer, sentado cátedra para un nuevo estilo en la pantalla que aún hoy se impone nuevamente con fuerza en los mejores productos orientales relacionadas con el cine de acción y Kung Fu.
La pieza la compone el gran director Tsui Hark, uno de los más laureados e importantes piezas de fabricación de grandes producciones, dinámico, original, rompedor…todo un ejemplo personalidad y voluntad, estamos ante una de las cabezas mejor ensambladas y con visión a la hora de crear productos de diversión, creadas por y para el espectador, ciertamente que en Érase una vez China se encuentra en un nivel muy maduro y experimentado, pero a la vez guarda toda esa frescura y descaro de su juventud, en todo momento lleva las riendas de la cinta, en ningún momento la deja decaer y su desarrollo fluye con acierto.

Majestuosidad Jet-lineana

Antes de comenzar a comentar la cinta, me gustaría hacer un pequeño inciso y hablar un poco, para aquellos que no lo conozcáis, de la vida del gran maestro Wong Fei Hung, ya que es vital para entender la importancia de la figura que aguarda este papel en su interior.
Nacido en 1947 en la región de Foshan, Wong Fei Hung, fue un maestro de artes marciales, médico y gran revolucionario de su época. Desde muy joven y siguiendo la tradición de su padre fundó su propia escuela de artes marciales, algo muy poco común en su tiempo, no obstante esto dota de aún más importancia y resalzan sus valores, también en ese mismo tiempo funda su propia clínica.
Su leyenda se fue forjando desde muy chico, muchos son los relatos y anécdotas de sus dotes en la lucha y medicina, algunas de ellas cuentan que un Ruso dueño de un perro reto a los “débiles chinos” a vencer a su perro en un combate. Wong aceptó el reto para defender el honor de su pueblo, y derrotó al perro con su famosa “patada sin sombra“, la cual se ha convertido en uno de los signos característicos del Wong Fei Hung Hung Gar.
Wong Fei Hung fue también conocido por su Mo Duk, o virtud marcial, puesto que siempre ayudaba a los menos afortunados, y habitualmente cobraba más a sus pacientes y estudiantes ricos que a los pobres, lo cual le hizo ganar el respeto de toda la región de Guang Jao. Además, al ser el instructor y líder de las patrullas locales todo el mundo lo consideraba un ejemplo de sabiduría y rectitud. Fuente: ChiuChilingmexico.com
Esto es solo pequeño vistazo de parte de su vida para comprender de alguna medida su influencia en la sociedad china, no obstante, recomiendo los documentales que se encuentran como extras en los dvd de la trilogía Erase una vez China, editada en España por Selecta-Visión, una vez aclarado este punto ya es buen momento para comentar el film.

Una merienda muy tensa.

El comienzo es un estallido épico en nuestros sentidos, quien alguna vez se sintió atraído por el Kung Fu, experimenta la sensación que tiene el agua justo antes del momento de pasar a ebullición, bajo las notas aplastantes de la canción de Wong Fei Hung, sin ninguna duda la más exquisita de todas las composiciones del mundo de las artes marciales, encontramos a Jet Li bajo un hermoso atardecer en alguna playa del sur de china y una legión de alumnos practicar lecciones acompasadas de su Hung Gar, estilo fuerte, dinámico, realmente estremecedor, el reflejo de la arena mojada muestra como un espejo los movimientos rápidos y potentes de su cuerpo. Seguramente si tuviera que elegir un opening de titulo perfecto para un film de artes marciales, escogería este para describirlo.
La trama va abriendose con una exactitud matemática, y el desarrollo fluye con gran soltura, la represión occidental sobre su ocupación en oriente es el núcleo sobre el que gira la cinta, sus personajes van tomando color y muy pronto comienza las primeras luchas a mostrarse.
Son su seña de identidad, y que es un producto coreografiado por Lau Kar Wing en su regazo es un sinonimo de calidad, la destreza que demuestra Jet es colosal, se muestra explendoroso, en todo momento el papel parece calzarle como anillo al dedo, y sus movimientos, los de un campeon del mundo en las ehibiciones de Wushu son como las de una serpiente nerviosa, da gusto tener que utilizar la función de cámara lenta y el reboninado en el Dvd una y otra vez ante la incredulidad de tanta adrenalinda.
Pero su personaje no solo brota acción, también muestra una figura cauta, luchadora, amigable, curiosa y es donde más puede llegar a sorpréndete, ante los habituales combos de acción vacía que con tantas ocasiones se repiten en el cine de Hong Kong, su interpretación guarda gran profundidad haciendo eco de los valores que demostró Wong Fei Hung, y mostrando, digámoslo, con fantasía alguna de los supuestos hechos que acontecieron en su vida.

Polvora vs. Kung Fu

Y es que este es un punto para digerirlo con cautela, al igual que pasa actualmente como grandes producciones de la talla de Ip Man (2008), debemos saber que se tratan de películas fantasiosas y poco o nada tienen que ver con la historia real de sus autores, así que lógicamente debemos saber separar de la realidad y la ficción. Lo que si es cierto que siempre su filosofía se ve muy bien plasmada y en eso, los orientales no sacan buena ventaja.
Particularmente en donde más declino en esta época de evolución del cine de Kung Fu en China, es que no saben medir bien durante algunas escenas donde están los topes de humor, un humor poco acido, simplón e incluso infantil, el cual el público internacional poco acostumbrado está.
Esto resta muchos enteros a la hora de poder juzgar con total grandeza lo cosechado por esta trilogía especialmente por la pobre interpretación de Rosamund Kwan, la cual casi siempre logra sacarme de mis casillas, y que tiene un papel central bastante negado.
Poco despues la anulación de dichos papeles han dado ejemplo de su exito, como es el caso en el film del mismo actor Jet Li en Fearless: Sin Miedo (2005), una de las mejores peliculas de kung fu de nuestro tiempo.
No obstante, estos hechos no deben empañar el tremendo acontecimiento que tenemos entre manos, con actores de excepción como Yuen Biao, o villanos de la altura de Yen Shi Kwan un clásico de las producciones de kung fu clásico de los 70’s.
Un film divertido, especial, lleno de acción, y el que todos amantes de las artes marciales disfrutarán de lo lindo, especialmente destacable en la proyección y entendimiento del éxito de una de las figuras del cine de artes marciales Jet Li, imprescindible.

+ La trilogia culmen de Jet Li.
+ Acción, llena de coreografías imposible, velocidad y contundencia, una maravilla visual.
+ La Banda Sonora es realmente imponente.
+ El trabajo de todas las piezas indispensables para que una buena película funcione, desde la labor de director con Tsui Hark, hasta la de su director de acción, Lau Kar Wing.
+ Grandes estrellas que están increíbles, especialmente Yuen Biao y Yen Shi Kwan.

– El humor tonto y absurdo empaña muchas veces la seriedad de los acontecimiento.


Anuncios

4 thoughts on “Erase una vez China (1991)

  1. Qué gran película. Coincido en todo lo que has dicho. Rosamund Kwan támbién me saca de mis casillas, pero a pesar de ello, la película es genial. ¿Sabes cuántas películas se hicieron al final? Yo es que no lo tengo claro. Tú hablas de tres pero yo creo que al final se hicieron muchas más. ¿No hay incluso una dirigida por Sammo?
    Bueno, ya me contarás.
    Un saludo, Emisucio.

Los comentarios están cerrados.