Ciclo Maestro Borracho: Shaolin contra Ninja (1978)

https://i1.wp.com/img.photobucket.com/albums/v631/asiatk/Shaw08.jpg

Títulos alternativos: Tormenta de kung fu en el paraíso, AKA El paraíso de kung fu.

Título original: Heroes Of The East

Director: Lau Kar Leung

Productor: Run Run Shaw

Compañia: Shaw Brothers

Guión: Ni Kuang

Director acción: Lau Kar Leung

Interpretes: Gordon Liu, Yuka Mizuno, Cheng Kang-Yeh, Norman Chu, Riki Harada,  Lau Kar Leung, Yasuaki Kurata

Descripción: El matrimonio que hace tiempo concertaron los padres de Kuda y Ho Tao dista mucho de ser un matrimonio feliz, no dejan de pelearse y siempre están discutiendo sobre que arte marcial, si la china o la japonesa, es mejor. Tras sentirse ofendida durante una pelea con su marido, Kuda regresa a su Japón natal mientras que Ho Tao le escribe una carta retándola a un duelo para saldar definitivamente sus disputas. Sin embargo, la carta cae en manos de Takeno, antiguo novio de Kuda, el cual la toma como un duelo contra todo Japón, por lo que comienza a reclutar a los mejores luchadores de las distintas disciplinas japonesas para viajar a China a enfrentarse a Ho Tao. (FILMAFFINITY)

Comentarios David Imaginauta: Comedia romántica de artes marciales y guerra de sexos en la línea de producciones norteamericanas como “La costilla de Adan” (excelente), “Sr y Sra Smith” (bodrio) o La guerra de los Rose (estupenda). Tiene varios tics irritantes de la época (70′), en cuanto a su ultranacionalismo chino frente a la villanía genérica japonesa, pero también un enfoque muy original e interesante puesto que lo extrapola a los problemas propios de una pareja. Obviamente cualquier asomo de sofisticación emocional finaliza en cuanto la resolución pasa por dirimir el tema en base a las artes marciales, pero es una película que por su planteamiento podemos hacer ver a un público femenino no aficionado al género e incluso al público infantil dado que aquí no se muere nadie.

Next

¿No puedes obedecerme de modo sumiso como una mujer normal?

La sinopsis es sencilla, pero intrigante. Dos jóvenes (chino él, japonesa ella) son forzados a casarse por acuerdos familiares, pero contra todo pronóstico descubren que se gustan. La cara de Ah To (Gordon Liu) cuando ve a la jamona de mujer que le ha agenciado su padre es un poema. No pega dos volteretas porque no le va a dar la razón al viejo en público, pero hace más esa escena por renovar la obediencia paternofilial que todos los discursos del ciclo Wong Fei-Hung sobre respeto a los mayores.

https://i1.wp.com/www.asiateca.net/cinedb/fichas/img_gal_large/472_8.jpg

Mi viejo sabe…

Lamentablemente Ah To no tarda en comportarse como un cromañón machista, fiscalizando a su mujer cuando la ve practicando artes marciales japonesas en su ronda de ejercicios matutina. No todo es culpa suya, la típica troupe de amigos metomentodo se dedican a tomarle el pelo (ojo, en esta peli Gordon Liu luce peluca leonina) lo que contribuye a que él saque a pasear su ultranacionalismo y machismo de cateto acomplejado. Ella por su parte también se las trae. Durante sus entrenos revienta el mobiliario, paredes y hasta las estatuas. Cuando retira las armas clásicas de Ah To y las sustituye por su propia colección, considerando las chinas como inoperantes, el orgulloso marido no puede soportar más la afrenta y se desafían a un duelo. Las películas de Lau Kar Leung tienen mucho de esto. Normalmente no resolvemos los conflictos mediante artes marciales -que a veces no estaría mal-, pero en las presentaciones sobre orígenes de conflictos y funcionamiento social son como la vida misma.

Next

Tu arsenal no me sirve ni para cortar el pan

La discrepancia sobre que país tiene la mejor escuela de artes marciales deriva en una tremenda pelea entre enamorados que finaliza con un entreacto tradicional en la comedia romántica. Kuda (Yuka Mizuno), despechada y derrotada, huye a su país natal donde el trato recibido adquiere categoría de incidente internacional. El desarrollo de la esposa japonesa es uno de los puntos más revolucionarios del guión, sorprende por su fuerte carácter y por su nacionalidad, puesto que estamos en la época post “Furia Oriental” de Bruce Lee con toda su mecánica antijaponesa ya institucionalizada en el cine comercial de Hong Kong. De hecho el guionista Ni Kuang también había escrito la seminal película sobre Chen Zhen del dúo Bruce Lee/Lo Wei, pero en esta ocasión y para un director mucho más dotado, ofrece un libreto menos panfletario y mucho más divertido. Curiosamente el papel de Yuka Mizuno despertó las iras desaprobatorias de la productora (y mujer) Mona Fong. No hay peor cuña que la de la propia madera.

https://i1.wp.com/www.asiateca.net/cinedb/fichas/img_gal_large/472_7.jpg

Cuando dijiste que usarías un vestido tradicional creí que te referías a otra cosa

Tras un breve interludio nipón en el que Kuda explica sus cuitas amorosas a su maestro y plausible galán, Sanzo (Yasuaki Kurata), siete letales artistas marciales japoneses emprenden viaje hacia la China dispuestos a reivindicar el honor de su patria y a vengar el de sus mujeres. Una carta de Ah To, completamente malinterpretada, sirve de espoleta para todo esto en un típico juego de acumulación de equívocos.

https://i2.wp.com/www.asiateca.net/cinedb/fichas/img_gal_large/472_9.jpg

Esta carta -que ni siquiera es para mi- supone un insulto para todos mis ancestros

A partir de aquí podremos disfrutar de buena parte de la panoplia armamentística que han generado las artes marciales de ambos países con el acostumbrado buen sentido del ritmo de Lau Kar Leung. Ah To es desafiado a batirse contra los distintos especialistas en cada materia, contraponiendo él una respuesta china para cada arma y técnica empleada. Bajo la supervisión de sus maestros del templo, interpretados por Chow Siu Loi y Simon Yuen, así como con el apoyo de sus compañeros de estudios, va preparando los sucesivos desafíos.

https://i0.wp.com/www.asiateca.net/cinedb/fichas/img_gal_large/472_15.jpg

Norman Chu a punto de dejar que le rompan la cara por amistad

Kendo con Katana (Riki Harada) contra Wudang y Jian china (espadas). Karate (Tetsu Sumi) contra Boxeo borracho. Nunchaku (Manabu Shirai) y Tonfa (bastón) contra Sansetsukon (bastón tri-seccional). Yari japonés (Nobuo Yana) contra Qiang chino (lanzas). Sai (dagas) (Yasutaka Nakazaki) vs húdié shuāng dāo aka butterfly sword (sables cortos gemelos). Judo (Hitoshi Omae) contra kungfu con “aceite”. Ninjutsu (Yasuaki Kurata) contra “cáscaras de cacahuete”. Los dos últimos suponen un interludio cómico en el que es importante la participación del sierviente Hsiao Kwan (Cheng Hong-Yip), aportando soluciones ingeniosas para superar los estilos japoneses.

Next

Quien tiene un buen criado tiene un tesoro

Las diferencias entre las artes marciales y sus filosofías de combate están presentadas de un modo muy elegante. También los es el enfoque de contención de la violencia que aplican los maestros chinos. Mientras que los japoneses se toman una riña matrimonial como un tema vecinal los chinos promueven no extender el conflicto a una lucha de escuelas o países, recrudeciendo el conflicto, si no que asumen que es algo entre Ah To y los que desean retarle a un duelo.

https://i2.wp.com/www.asiateca.net/cinedb/fichas/img_gal_large/472_11.jpg

Vamos en línea para que se sepa que estamos muy cabreados.

La escena en la que Ah To aprende a combatir con el estilo borracho es un primor. Simon Yuen no hace de maestro borracho en esta ocasión y se limita a recomendarlo como ejemplo de táctica flexible perfecta para contrarrestar el karate. En su lugar toma el papel del Beggar So el propio director de la película, Lau Kar Leung, que compone la que seguramente es la mejor interpretación que se ha hecho del personaje salvando la del propio Yuen. Dado que So estaba en una fase en la que no aceptaba aprendices, los compañeros de clase de Ah To le atacan para que su amigo pueda ver la técnica. El mendigo les propina una desopilante paliza a través de las distintas formas del estilo borracho, permitiendo a Ah To practicarlas y comprenderlas en paralelo a la ejecución del maestro borracho. Durante el combate se hace evidente que el luchador se ha dado cuenta de las intenciones de los aprendices, pero parece aprobar sus intenciones y marca los movimientos para que Ah To pueda distinguirlos.

https://i2.wp.com/www.asiateca.net/cinedb/fichas/img_gal_large/472_17.jpg

Como el gangnam style pero con la ventaja de que puedes matar

El clímax final, tras haber superado a los seis maestros unidimensionales, es francamente bueno, con un rival de tronío como Yasuaki Kurata quien realmente es un experto en artes marciales. Kurata domina karate, judo y aikido, y para su trabajo fílmico ha aprendido kendo, kobudo, así como el uso de katana, nunchaku y tonfa. Durante los 70′ hizo carrera en el mercado de Hong Kong debido a la proliferación de villanos nipones y a su buen dominio del cantonés. Aquí da perfecta réplica a Gordon Liu que por esta época estaba en plenitud de condiciones, permitiendo coreografías de muchísima variedad. Prácticamente un cuarto de hora de pelea sin cuartel.

https://i0.wp.com/www.asiateca.net/cinedb/fichas/img_gal_large/472_12.jpg

Yasuaki Kurata poniendo cara de macarra

La primera parte en la casa de Ah To es una exhibición de trucos y trampas que buscan sorprender al adversario. Muñecos señuelo, chalecos con relleno, espejos, trampas con cuchillas, disfraces… Pasamos luego al arsenal de mano arrojadizo y allí disfrutaremos del  shuriken y del dardo japones contra las agujas y flechas de manga chinas, así como del kusarigama (cadena japonesa) contra el sheng biao (cuerda china). Empate técnico y Sanzo sin haber podido tocar a su rival, así que quema su último cartucho, cambio de ambiente y pelea en el Lago Claro.

Next

De  interiores pasamos a exteriores. Un prado en un terreno algo elevado y con un lago al fondo. Primero algo de subterfugio, aunque rápidamente se recurre a un duelo con lanza de mucha destreza y acrobacia. Nuevo empate y esta vez se elige algo más corto y peligroso. Ninjato japonés (wakizashi o espada corta) contra Dao chino (sable). Sanzo es desarmado así que solo le queda el cuerpo a cuerpo. Se enfrentarán el “Estilo del Cangrejo” (lo juro) contra la “Técnica de la Grulla”. Obviamente el ave pesca al crustáceo en una escena que incluye acción subacuática genial por bizarra.

Next

Al final Ah To no solo derrota a sus adversarios en combate y en sus propios términos técnicos (el subterfugio), si no que se muestra espiritualmente superior puesto que les pide disculpas por la ofensa de la carta (malinterpretada) y pese a que queda constancia de que ellos le hubiesen no menos que mutilado de haber podido ganar, les deja partir sin daños e incluso aceptando cortésmente su derrota. La moraleja es que el camino del kungfu es ser justo y abierto. Conociendo al guionista casi parece un mensaje para el partido comunista chino.

+ Película revolucionaria por su tratamiento de los aspectos étnicos.
+ Violencia blanca. Es un film apto para todos los públicos.
+ La respetuosa combinación de armas chinas y japonesas.
+ Perfección coreográfica.
+ Las artes marciales como transmisión de valores
+ La interpretación de Kurata contribuyó a disparar el boom ninja
– ¿La peluca de Gordon Liu? No se, a mi hasta eso me gustó. La verdad es que no le veo nada malo.

VER PELÍCULAS COMPLETA EN YOUTUBE (INGLÉS)

Anuncios

4 thoughts on “Ciclo Maestro Borracho: Shaolin contra Ninja (1978)

  1. Epic David, una de tus mejores reseñas, te superas cada día!! Me gusto muchisimo este film, muy activo en todo momento y lleno de tensión marcial con el enfoque amoroso trasladado a la clara lucha por demostrar quien era el puto amo en las artes marciales, si china o japón. Un film imprecindible!!

  2. Lo del maestro borracho no es ninguna tontería. Parece ser que a veces el alcohol y otras drogas eran herramientas que utilizaban algunos maestros (dentro de su contexto, no es que se emborracharan por ahi) para trascender el yo y tener experiencias místicas. Aunque esto es cine, claro

Los comentarios están cerrados.