The Dragon from Russia (1990)

DragonfromRussia

Director: Clarence Ford

Productor: Catherine Lau Ga Wai

Guión: Ella Chan Bo Wa

Director acción: Yuen Tak

Interpretes:Sam Hui Koon Kit, Maggie Cheung Man Yuk, Yuen Tak, Rachel Lee Lai, Nina Li Chi, Carrie Ng Kar Lai, Lau Shun, Sarah Lee Lai Yui,Pai Yin, Dean Shek Tien, Sun Xing

Comentarios de DAVID IMAGINAUTA: Libre adaptación del manga “Crying Freeman” a cargo de Clarence Ford (The Iceman Cometh). La película resulta absolutamente fallida debido a un montaje y guión/doblaje absolutamente demencial, así como a un grotesco error de casting a cuenta de brindarle el protagonismo a Sam Hui, actor sonriente que siempre me ha hecho pensar que llevaba los ojos pintados con rímel, lo cual me deja en fuera de juego en cualquier “no comedia” que protagonice.

https://i2.wp.com/www.hkcinemagic.com/en/images/movie/large/DragonFromRussia-SamHui2_31cb979425c67429d5865d3a3b65b8ca.jpg

¿Rímel o pestaña? Tú decides

Desde el inicio es difícil saber de que te están hablando si no has leído el manga o una sinopsis. Unos tíos en bata y con careta se están dando de palos, sobreentendiéndose por el contexto que se trata de una riña interna entre los componentes de una de esas sectas de asesinos en serie tan socorridas para una peli de acción. En este caso “El Culto de los 108 Dragones”. En paralelo vemos a Sam Hui y a Maggie Cheung haciendo de tórtolos enamorados junto a un tío (Dean Shek) que no se sabe muy bien quien es, pero que parece que les apadrina, y hay otra tía (Sarah Lee), hija o ahijada de aquel, que hace de carabina de Maggie y no se sabe si te la presentan porque está enamorada de Sam Hui o de Maggie o que cojones pinta en la película, pero tranquilos que desaparece rápido y no se la echa de menos.

https://i1.wp.com/www.hkcinemagic.com/en/images/movie/large/DragonFromRussia-MaggieCheung_SarahLee_DeanShek_04fc23844c6aa33d82ea94df9a9b701d.jpg

Maggie Cheung , Sarah Lee y Dean Shek un tanto sorprendidos por sus roles de comparsa

Tras una secuencia de tren en donde Yao (Sam) es raptado por el maestro del culto, se produce la transición al nudo del film que se articula sobre el entrenamiento marcial del protagonista. Por arte de birlibirloque se le extirpa la memoria y el pobre empieza a actuar como si fuese semideficiente y encima le da por llorar cada vez que asesina a alguien. También se introduce un nuevo personaje, Pearl. Interpretada por una joven pero ya lozanísima Loletta Lee, una de las beldades más adorables del cine HK de los ’80-’90 junto a Cherie Chung y Chingmy Yau. El papel del anciano y psicopático maestro recae en el director de acción, Yuen Tak, pese a que en la escena del rapto en el tren lo interpretó el carismático Yuen Wah. No he encontrado especificado a que se debe esto pero sospecho que tiene que ver con que la escena se rodó en Rusia, donde transcurre parte del metraje, e imagino que ya de vuelta en HK se produjo el cambio de interprete por cualquier motivo de orden interno (broncas, sueldo, cuernos…).

https://i2.wp.com/www.hkcinemagic.com/en/images/movie/large/DragonFromRussia-SamHui_YuenTak_a9287eea8a5c6d06b8c5b5960afefae3.jpg

Sam Hui y Yuen Tak en el inefable entrenamiento

La competencia de Yuen Tak a la hora de planificar las escenas de acción así como la de Clarence a la hora de rodarlas está fuera de toda duda. En ese aspecto es uno de los films más imaginativos que recuerdo. Usando elementos no tan comunes, como los dedos de los pies, con una agilidad sorprendente. Sam Hui no es para nada un mal pugilista, otra cosa es que su competencia actoral en algo que debería de ser un drama sea bastante nula, pero a la hora de practicar artes marciales da el pego. La segunda mitad de la cinta alcanza momentos de lúbrico interés cuando a falta de coherencia se empiezan a sumar jamonas y si Loletta Lee aporta el factor “jaibait”, las más maduras Carrie Ng y Nina Li amenazan con devorarnos desde la pantalla con sus roles de “femmes fatales”. Carrie de cuero y liguero y Nina con kimono de seda o travestida de monja.

https://i0.wp.com/www.hkmdb.com/db/images/movies/7289/TheDragonfromRussia+1990-34-b.jpg

Erotismo menos explicito que en el manga pero aun así hay escenas sugerentes

En definitiva una producción bastante lujosa para lo estándares de HK de aquella época malograda por a saber que vicisitudes durante el rodaje que promovieron un resultado poco coherente, sin embargo y dado que este es, principalmente, un medio de promoción para las artes marciales en el cine hay que reivindicarla por más que las transiciones entre escenas sean un caos entre día/noche y China/Rusia que te hacen no saber muy bien como hemos llegado allí. Y la vamos a reivindicar porque tiene uno de los mejores trabajos de wire fu (alambre fu) artesanal que he visto nunca. Anticipándose al furioso uso del mismo durante la década de los ’90 con una inventiva impresionante y resolviendo escenas con una fantasía, ritmo y calidad a la altura de los más grandes. La recomiendo a adictos a los ’80, a la psicotronía y a las asiáticas zigzagueantes. Los demás no tenéis nada que hacer aquí. ¡Así que a la puta calle, coño!

https://i1.wp.com/www.hkcinemagic.com/en/images/movie/large/DragonFromRussia-SamHui_7c90a08d1d74cec0951ca98990a627e0.jpg

Efectivamente, rodamos en Russia

+ Adictos al Manga original o a los live action en general podéis programaros una triple sesión con la versión francesa Crying Freeman: Los paraísos perdidos (1995) que combina acción y thriller “noir”, y la producción hongkonesa Killer’s Romance (1990) que es también una versión pirata del manga solo que en formato “bloodshed”.
+ Penúltima película de Dean Shek aquel larguirucho que le hacía judiadas a Jackie Chan en Drunken Master.
+ Nos permite recuperar a una de las “Siete Pequeñas Fortunas” (Jackie Chan, Sammo Hung, Yuen Biao, Yuen Wah…) menos afortunada, el excelente Yuen Tak, que aun está en activo. Hace meses Emi comentaba uno de sus trabajos modernos The Gallants (2010) resaltando que la mejor virtud de sus coreografías es que son divertidas. Algo que hoy está en desuso y era habitual en los que surgieron de la Opera de Pekin.

– La película es un cúmulo de despropósitos que lleva a pensar que los rumores de que más de un director había metido mano son ciertos. Atención a cuando a Maggie le pegan un tiro, pensamos que la diña, y una escena después la encontramos bailando.
– Siguiendo con el punto anterior, los secundarios aparecen y desaparecen sin saber muy bien con que criterio lo hacen. Es como si se hubiesen rodado escenas de dos guiones distintos y luego le hubiesen dicho al montador que organizase una película como buenamente pudiera.

Anuncios

One thought on “The Dragon from Russia (1990)

Los comentarios están cerrados.