The Street Fighter (1974)

The_Street_Fighter-703378686-large

Título Original: Gekitotsu! Satsujin ken (The Street Fighter) (AKA The Streetfighter)

Genero: Acción. Thriller

Pais: Japón

Compañia: Toei Company

Director: Shigehiro Ozawa

Actores: Sonny Chiba, Goichi Yamada, Tony Cetera, Masafumi Suzuki, Masashi Ishibashi, Akira Shion, Osman Yusuf.

Descripción: Sonny Chiba es Takuma Tsurugi, un mercenario experto en artes marciales que es contratado por un grupo de yakuzas para secuestrar a la hija de un millonario fallecido, la cual ha heredado toda la fortuna de su padre. Pero cuando los yakuzas se niegan a pagarle lo prometido. Takuma decidirá proteger a la niña y enfrentarse a los temibles yakuza. (FILMAFFINITY)

title

“La magia japonesa en todo su esplendor”

Comentarios: Muchos os preguntareis ¿Que hace este Emisucio analizando una peli de artes marciales japonesa, es que se ha vuelto un excéntrico y va a dar un giro al blog? No, pero como siempre y desde nuestros orígenes el propósito es repasar todo aquello que se muestra delante de nosotros relacionado con el cine de Kung Fu y artes marciales, que nos gusta, o que no, pero nos apetece repasar, por eso hoy os traemos la primera parte de un trilogía totalmente imprescindible y sencillamente genial.

Mucho antes que se populariza el genial videojuego de Capcom, el título de Street Fighter cobró fuerza haya por los años 70’s con nombre y apellidos: Sonny Chiba, nacía un astro de las artes marciales japonesas, una referencia, tanto por su poderío físico como por su contundencia en pantalla, el estilo, la destreza, y sobre todo la contundencia de Sonny es demencial. Muchos lo reconoceréis ya que nuestro querido Quentin Tarantino, lo homenajeo en la extravagante KILL BILL, protagonizando el papel de Hattori Hanzo, uno de los Ninjas más importantes de la historia del Japón, pero bueno, esa es otra larga historia.

El caso es que Chiba, es un referente, al igual que otros muchos astros del cine HongKones, pero él, profeta en una de las tierras más ricas en las artes marciales. Esto da unas garantías incuestionables, y que se deben valorar por su momento y por su importancia.
Es cierto, que hoy en día, seguramente no llegue a sorprendernos, por si hacemos vista atrás y nos ponemos en el lejano 1974, tuvo que ser una brutalidad, es un film transgresor, irreverente, bruto y con muy mala leche, un producto de esos que nos gusta ver, en donde la mafia japonesa cobra vida, y en donde un tipo sin escrúpulos se topa con una banda Yakuzas, este no se amedrenta y decía ir a por ellos, ¿Que loco se le puede ocurrir enfrentarse con toda una banda de Yakuzas? Sonny Chiba.

opt_003555“Miraditas Chiba, cosecha de la casa”

No quiero ponerme a comparar el cine Japonés frente al cine Hongkonés, son dos mundos completamente paralelos, aunque ambos muy influenciados entre sí, pero mientras uno opta para una seriedad y fortaleza el otro entrega mucho dinamismo y toques de humor ácido, no obstante, la fusión a la hora de dotar a sus protagonistas todo el peso de la cinta es común. Pero se hace raro, si pones una film de los años 70’s de Kung Fu clásico, no tiene nada que ver con estos mundos Yakuzas, más cerca de otros géneros de Thriller que de acción.
Y eso es un punto que debemos tener muy presente cuando veamos The Street Fighter, tiene buenas dosis de acción, pero su nudo reside en una historia bien planteada que va evolucionando en el orden de la trama, los movimientos y coreografías a diferencia del Kung Fu frenético es pausada y cargado de tensión, totalmente entregado al budo japonés, son pausas lentas y transiciones explosivas, nada de patadas acrobáticas ni vueltas de campana, pero si mucha sangre y potencia.
Esto ya te puede gustar en mayor o menos medida, a mi personalmente a veces se me hace algo lento y desesperante, y el exceso de gesticulación del gran Chiba, se hace un poco humorístico, ya que los acompaña con unos soniditos de respiraciones un poco absurdos.

opt_003146“Chiba tiene el mismo carisma que una Rock Star”

Cinematográficamente hablando es un pepinazo, el nivel cineasta exquisito y la composición, fotografía y tiempos medidos, muy a la altura del público japones, hace que tenga una personalidad propia, irrepetible. Consigue fusionar muy bien varios géneros y eso quizás es su mayor fortaleza, no es una obra maestra, pero si un referente, un punto de partida distinto hasta el momento en Japón, el cual influenció en gran medida a otros muchos que vinieron después.

No quiero hablar demasiado de su trama, para no despiezar la parte más importante de ella, aunque tampoco esperéis gran cosa, una simple historia de mafias, dinero y desencuentros que generalmente acaban en gresca entre Chiba y los Yakuzas.
Tampoco puedo hablar demasiado de sus actores, ya que, aparte de Chiba, poco conozco al resto de elenco, debeis perdonarme, pero no es mi campo y no suelo ver demasiado cine Japonés, aunque seguro que muchos de vosotros reconocereis algunas de sus caras.

En conclusión, es un trilogía que debéis ver, y que ademas en la sucesiones secuelas se vuelve mucho más cruda y cañera, de hecho tiene ciertos matices casi “Gores” muy divertidos y totalmente brutales haciendo que sea una de las favoritas entre los fans del género, gracias Mr. Chiba! o quizás deberia decir: “Dōmo arigatōgozaimashita

opt_012331

+ Cine marcial japonés en todo su esplendor.
+ Mezcla la acción con la violencia de forma magistral, grandes momentos de tensión y dureza.
+ Dosis de buen cine, gran importancia visual y narrativa.
+ Chiba es un genio, un referente en el cine de acción y artes marciales Japonés.

– A veces es lenta y puede llegar a desesperarte.
– Los ruiditos de Chiba son un poco cómicos, aunque son su seña de identidad.

Anuncios