Mercenaries from Hong Kong (1982)

mecenariesfromhongkong_dvd

Genero: Acción, Triadas.

Pais: Hong Kong

Compañia: Shaw Brothers

Director: Wong Jing

Productor: Mona Fong Yat-Wa

Director de acción: Chan Ging-Sam, Ho Kim-Sing

Fotografías + info: Asiateca

Actores: Ti Lung, Michael Chan Wai Man, Candice Yu On On, Nat Chan Pak Cheung, Lo Lieh, Ngaai Fei, Philip Ko Fei, Wong Yu, Johnny Wang Lung Wei, Yuen Wah, Lee Hoi San.

Descripción: La hija de una poderoso mafioso de Hong Kong contrata a un grupo de mercenarios para capturar al asesino de su padre. Su periplo los llevara a Camboya donde el asesino se encuentra escondido bajo el amparo de un grupo de guerrilleros. Una misión que no sera nada fácil de llevar a cabo y que les deparará alguna que otra sorpresa.

440_8

“¿Los mercenarios o los Warriors?”

Comentarios:  Al igual que ya nos hemos topado a lo largo de la historia con películas como: “Los profesionales” (1966) de Richard Brooks o la reciente saga “The Expendables” (2010) del todopoderoso Sylvester Stallone, en los que un grupo de especialista sicarios son contratados para una importante misión, con Mercenaries from Hong Kong (1982) nos encontramos con una excelente versión adaptada para el público local, una adaptación en forma de Kung Fu, acción y acrobacias de la factoría de los Estudios Shaw Brothers, con toda su esencia y chispa, tanto para lo bueno, como para lo malo.

El encargado de dirigir la cinta es Wong Jing, quien en ese momento debutaba como director y este sería su tercer trabajo con su nuevo contrato en los estudios de los hermanos Shaw.

Wong es polivalente, muy centrado en la acción y sus propuestas suelen ser muy disparatas y con cierto carácter trasgresor aunque continuista. God of Gamblers (1989) protagonizada por Chow Yun Fat, al igual que las recientes “From Vegas to Macau” (2014) o la delirante “Future Cop” (1993), una adaptación libre y alocada del videojuego Street Fighter, son un ejemplo de la ambigüedad de este director y su conexión con el público de Hong Kong, una visión muy concreta para un público muy concreto, en el que muchas veces es difícil sentirse conectado.

Por suerte Mercenaries from Hong Kong (1982), no es ninguna locura y es muy apetecible, el riguroso filtro Shaw no hubiera permitido salir de ciertos cánones de calidad cuando hablamos que sus superestrellas son los protagonistas, y era poco habitual ver algún experimento extraño en sus éxitos de acción, aunque luego editaran algunas perlas la mar de locas como “Frankenstein Conquers the World”, “Bruce Lee, and I”, “The Mighty Peking Man” etc… autenticas bizarradas experimentales en un intento desesperado de recuperar su poder frente a las nuevas y frescas productoras que eclosionaron en el panorama las cuales brindaban mucha mas libertad artística y creación a sus estrellas, así como intentar demostrar ser una productora polivalente en diversos géneros cinematográficos de la época muy exitosos, pero que está claro que la Shaw Brothers no supo encajar.

440_1

“Ti Lung preparándose para la operación bikini”

Y es que para Mercenaries from Hong Kong (1982), ser un producto de la Shaw es la mejor virtud y también su mayor defecto, por un lado, la calidad de su equipo técnico y artístico es incontestable, al igual que el cinemascope y todos los avances a la disposición de la época, como sus bellos montajes y decorados le dan un handicap insuperable.
No obstante, aventurarse al cine moderno de acción era también un terreno fangoso y las carencias a la hora de poder integrar los exteriores según que zonas son insuficientes, por ejemplo, hay una secuencia en la que el elenco se dispone a entrar por el bosque en la que se nota perfectamente que son los jardines de los propios estudios y algunas localizaciones cercanas a Hong Kong, aunque luego el campamento base donde se desarrolla la gran parte del film es sencillamente espectacular, llena de detalles, explosiones, coches y mucho mucho personal como extras, figurantes, etc….

Pero antes de entrar en más detalles vamos a hablar de los protagonistas. Formado por lo que en ese momento eran los grandes caballos ganadores de la factoría Shaw tenemos como cabeza de cartel a Ti Lung, de sobra conocido por todos con exitazos como “El Rey Aguila” o “Hermanos de Sangre“, seguido de Lo Lieh el mito en la gran “De profesión Invencible“, las ausencias de Jimmy Wang Yu y David Chiang, (quienes abandoron el estudio en busca de un futuro mejor), son más que evidentes y su hueco es demasiado grande para hablar de lo que hubiera podido ser algo muy épico, para suplir las bajas contamos con Wong Yu, un jovencito descarado que nos encandiló en “El mono tramposo sobre el fuego sagrado”, y también el genial campeón de Kickboxing y uno de los más grandes Michael Chan Wai Man, del cual que reconozco fue el motivo para ver este film, pues estuve revisando su perfil de facebook y quedé totalmente impresionado con el actual estado de forma en el que se encuentra el actor, en este enlace podéis comprobarlo vosotros mismos, Michael es uno de mis IDOLOS, un macarra cojonudo. El resto de formación de mercenarios lo compone Johnny Wang y Nat Chan Pak relegados a un segundo plano.

La trama se desarrolla con gran solvencia y con una serie de giros argumentales bastante interesantes aunque en ocasiones demasiado evidentes, por lo que no deberemos ser demasiado videntes para darnos cuenta de las distintas situaciones de traiciones, conflictos y disputas entre miembros de la banda. Especialmente memorable son los destacados papeles de villanos de un joven Yuen Wah y Lee Hoi San, un todoterreno cuando hablamos de dar vida a un malote autentico.

El ritmo de la cinta se puede diferenciar claramente en 3 partes, la primera presenta a todos los miembros que necesitan reclutar Tin Lung para satisfacer las exigencias de su contratante, Candice Yu, una jovencita que ha perdido a su padre, miembro más importante dentro de las triadas Hongkonesas y está siendo coaccionada por una banda terrorista alojada en Camboya la cual tiene una grabación que compromete todo su negocio.

440_12

“Aquí uno baja del segundo piso como le sale de la polla”

Las secuencias de acción y persecuciones en vehículos es altamente buena en los primeros compases con un ritmo frenético adereza con una excelente banda sonora de ritmos bogaaloo, sin duda uno de los puntos fuertes de la cinta.

El segundo tercio se centra en la incursión de los miembros en la base general terrorista en Camboya, escenas que nos recuerdan mucho (salvando las distancias) a Rambo II, sin duda la influencia de este film es indiscutible, aunque Mercenaries from Hong Kong, hace propia la formula con ciertos matices de acción y Kung Fu. Uno de los detalles curiosos de esta parte es como todo el mundo salta de la segunda planta del edificio principal al suelo como quien bajara dos peldaños de una escalera, y es que estos detalles tan bonitos en una Wuxia quedan un poco exagerados para un combo de acción.

El último tramo sin embargo gira radicalmente volviendo a una acción mucho mas centrada en las triadas, disparos, sangre marca de la casa (en eso la Shaw Brothers y la Hammer Films tuvieron un gran romance) y estos momentos si que sacan a relucir en ciertas ocasiones las penas de Tin Lung con las coreografias de Kung Fu tradicional, sin duda donde triunfó fueron con las espadas, pero con mano vacía…….menos mal que gracias a Michael Chan o el experimentado Lee Hoi San conseguimos compensar un poco el flaco punto débil de este film que no obstante consigue divertirnos MUCHISIMO por su variedad de acción, disparos, Kung Fu, toques de humor y triadas. Un rareza altamente recomendable

+ Los EXPENDABLES de la Shaw Brothers, todo un ejercito de cabrones dispuestos a patear culos.
+ Las escenas de acción con vehículos me han sorprendido realmente, del más alto nivel.
+ Un guión, que aunque evidente, sorprende y agrada por ciertos giros argumentales acertados.

– Las escenas de peleas a mano limpia no llegan a ser tan buenas como esperábamos, en eso Ti Lung tenía una importante laguna.
– Las ausencias de otros ilustres en la Shaw como David Chiang o Jimmy Wang Yu se acusan en exceso, ni Wong Yu, Lo Lieh o Michael Chan pueden remediarlo.
– Echamos en falta un poco de riesgo a la hora de planear la cinta, la Shaw Brothers pecó demasiado conformista al no querer salirse demasiado del camino marcado.

Anuncios